22 febrero 2009

Decepciones personales


Es duro darte cuenta de que la imagen que te ofrecen de ti y el trato que te dan son muy diferentes.

Más duro se hace cuando esto ocurre entre las personas de tu alrededor, de tu día a día.

Te despiertas cada mañana creyendo que tienes un grupo sólido de gente a la que consideras amigos, y al llegar la noche descubres que ese círculo de amigos existe...pero tú no estás en él.

Cuando ciertas cosas pasan y no es la primera vez...uno debe empezar a plantearse el cambiar de grupo, de sitio o incluso de ciudad.


En el horizonte se divisan algunas opciones de cambio, espero que mi decisión final sea la acertada.

7 comentarios:

maria dijo...

Hola, soy nueva por estos mundos he ido a dar con tu blog, y con la triste noticia... un consejo que te voy a dar, si la gente te deja a un lado, haz tu lo mismo, porque esas personas en realidd ¿son tus amigos? Encontraras a esas personas q siempren esten ahi, solo da un poco de tiempo, y mientras tanto delatanos con tus palabras, te invito a que pases por mi blog un besito

Caronte dijo...

¿Sabes? Me veo reflejado en lo que escribes. A veces uno se siente utilizado por cierta gente que, aun no considerándola amiga, sí les das un valor o hueco importante en tu vida. Y duele saber que uno no ocupa ese lugar en la suya, al contrario. Sólo utilizan a uno para beneficio y que le resuelvas la vida o sus problemas. Desagradable gente que no merece que estemos ahí, porque cuando terminamos lo que ellos no pueden, desaparecen. Eso no son amigos, ni siquiera conocidos. Que les den, y cambia de amigos o busca gente nueva (si no, ya llegará). Yo aún espero a ese/a verdadero/a amigo/a. Confío en que existe, pero todavía no ha llegado.

Un abrazo.

K@ri.- dijo...

buscar nuevos rumbos, siempre que eso sea lo mejor para vos, sea lo que te rescate del naufragio!!!
aca a la distancia y con un oceano de por medio... en esta orilla me tenes!...
la amistad es creo una de las cosas q duran para siempre... como todo lo relacionado a los sentimientos tiene altos y bajos, pero los amigos los elegimos y nunca nos equivocamos.
si no son estos, pronto te encontraras con los verdaderos, con esos hermanos que elegimos!
un abrazo fuerte.

María de Jesús dijo...

te entiendo, me ha pasado, y la verdad no es fácil...pero en la vida tuvimos tenemos y tendremos tantas decepciones! hay que aprender de ellas, y siempre buscar la amistad, nuevos amigos y compañeros de ruta que nos ayuden a crecer, más allá de las distancias y de los obstáculos...más vale tener un amigo que sea fiel y te de la mano al caminar y no diez que solo armen bulto y te detengan a cada paso...lo importante es la calidad...

a gritos dijo...

TODA decisión final es acertada, Sr. A. García, pues es la que nos lleva donde finalmente estamos. Y cuando no hay marcha atrás, con más razón.

Si llevas idea de hacer un cambio, y es lo que quieres de verdad, adelánte. Pero asegúrate antes de llevar contigo aquello que podrías echar de menos.

Besazo y mil de suerte!

Malalua dijo...

Cuando pasan estas cosas son una señal de que algo hay que cambiar: quizás uno mismo, quizás el entorno.

Intenta ver las cosas desde la distancia, y si son peor de lo que pensabas, a otra cosa mariposa.

Recibe un fuerte abrazo,

Ylka.

Anónimo dijo...

muchas veces no nos damos cuenta pero a veces hay que ser un poco humilde y ver si en realidad no nos hemos alejado nosotros mismos de la realidad y por eso nuestros amigos no siguen a nuestro lado... A veces, solo a veces debemos pensar en qué hemos fallado.