02 junio 2009

Nido de enigmas


Vuelas buscando una felicidad que sabes imposible,
vuelves a tu punto de partida cuando tienes miedo,
y no te atreves a abrir tus alas buscando algo nuevo.

Una de esas veces quise tenderte mi mano, ayudarte,
pero la rechazaste, volviendo al calor de un amor conocido.

Tus dudas te tienen en vilo con la vida,
no sabes lo que quieres, pero sigues sin cambiar.

Espero que, algún día, quizá con el calor del sol o el frío del invierno
dejes guardado tu nido de enigmas y salgas a volar...

1 comentario:

Malalua dijo...

Uff, precioso, me ha conmovido, me recuerda algo que pensé que llegaría a vivir...

un beso