30 agosto 2008

Siempre existe una salida




¡Ahí está tu problema! -me comentó un amigo mío-. Todavía no te has dado cuenta de lo que vales...

Yo no quiero darle la razón; es más, no creo ni que la tenga. Sin embargo me paro a pensarlo un poco mejor y empiezo a darme cuenta de lo que sus palabras quieren decir.

A veces no me doy cuenta de las cosas que uno es capaz de hacer. No todos son capaces de soportar tantas [¿
putadas?] y seguir adelante, no rehuyendo del mundo y viviendo en tu burbuja, sino dando un paso más aprendiendo de la experiencia vivida.

Unos creen que cuando abandonas un grupo, el mundo se acaba y no existe nadie más que pueda acogerte en un sitio donde te sentirás incluso más valorado que en el anterior.

Los amigos, los verdaderos amigos, no tienen que encontrarse en tu mismo círculo de gente con la que sueles salir a divertirte, pero están ahí, y puedo asegurarte personalmente que velarán por ti cuando creas que el mundo se olvidó de tu ración de felicidad.



Gracias compañero por animar mi espíritu, gracias amigo por guiarme otra vez.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

realmente muy bueno... sigue asi, me ha gustado mucho.. felicidades!!

marti dijo...

Hola de nuevo!Ya t firme antes, en otra de tus actualizaciones pero, realmente esta merece comentarse también.Muchas personas, necesitamos que alguien, alguna vez nos recuerden que somos especiales o que, nos hagan ver que no somos tan malos como pensábamos...Yo pasé por eso hace apenas un mes y, gracias a unas cuantas "maravillosas personas"estoy aprendiendo a admitir mis defectos y saber ver mis virtudes, porque, a veces lo que nos impide ser felices o disfrutar es no saber ver lo bueno que hay en nosotros, y siempre hay algo.Porque es más fácil ver los defectos que las virtudes para muchos.No dejo de darles las gracias porque realmente me han ayudado :)Y bueno, aunque no hablemos mucho, aqui toy si necesitas algo eh? aadioos, me encanta esto besitos

Marta=)