22 junio 2010

Rompiendo las reglas [1]


Ha roto a llorar.
La lluvia no cesa y las gotas se camuflan entre las lágrimas cristalinas de sus mejillas.

Era un paso difícil. Estaba rompiendo todos los esquemas de su vida para empezar de nuevo y, esta vez, no se iba a quedar en un intento.
Carmen tardó dos horas más en levantarse de aquel lugar, pero lo hizo dispuesta a cambiar el destino que le había tocado.

Eran las 3 de la mañana cuando se disponía a abrir su casa. Aún con los ojos llorosos, entró, cogió su maleta, un par de jerséis y llamó a un taxi.
Salió de su casa sin mirar atrás, no quería recordar nada más de aquellos días.

-¿Donde la llevo, señorita?
-Al aeropuerto, lo más rápido que pueda.

Era de madrugada. No había nadie en la calle, y para disgusto del taxista, tampoco en la radio, por lo que la conversación era lo único disponible.

- No he podido evitar observar esos ojos tan bonitos y llorosos. ¿Que pasó? ¿Problemas con su chico?
- Déjelo. No estoy de humor ahora mismo. Y sí, siempre es el tonto ese. Aunque esta vez fue la última...

La conversación prosiguió hasta la llegada al aeropuerto.

-¿Cuánto es?
- Nada mujer, no se preocupe. A esta invito yo. Váyase y alegre esa cara dondequiera que vaya finalmente.
- Gracias. No era necesario, pero se lo agradezco. Le dejo, quiero tomar el primer vuelo. Adiós.

Bajaba del taxi. Aquella mujer era todo pasión. Morena, alta y destilando fuerza a cada paso. Sonreía, pues se sabía vencedora en esta última batalla.
Llegó a la taquilla y pidió billete en primera clase para el siguiente vuelo, fuera donde fuese.

20 minutos más tarde, ya se encontraba sentada rumbo a su nuevo destino...

[Continuará...]

4 comentarios:

MucipA dijo...

Una historia conmovedora. Espero con ansias la continuación y lo que se esconde detrás de la protagonista. Interesante blog.
Un saludo

Ámbar dijo...

Fue valiente y venció...

GalletaFeliz dijo...

Am, debido a mi gran fallo anterior, te escribo otro de nuevo.
La historia me encanta y has empezado muy bien para enganchar , espero que no la dejes a medias y que intentes acabarla aunque lo que pido no es facil xD Sigue asi, escribiendo como hacias antes, que te hemos echado de menos durante mucho tiempo .

Pd.He revisado las faltas graves de ortografia xD Muaks!

Antonio PJ dijo...

¿Dónde van los sueños cuando los rompen? Se esfuman, creo.

Y ¿dónde vamos nosotros cuando nos rompen? A por más sueños, también creo.