15 octubre 2008

Fotografías


Me gusta retener momentos.

Segundos que sin esa pequeña pincelada se perderán para siempre, pero que sin embargo, podemos conservar hasta la eternidad y rememorarlas siempre que queramos.

Momentos de nostalgia, de felicidad, de soledad...
Recuerdos bonitos, tristes, de paisajes o de personas, de vivencias...

Devolver a tu mente el olor de aquella flor tan hermosa, llorar al ver la cara de un viejo amigo que, con el paso inexorable del tiempo, ha dejado de formar parte de tu vida.

Son caras, movimientos...son una explosión de sentimientos en cada imagen plasmada.
Son mejores que una grabación, pues los recuerdos que te evocan, no hay máquina capaz de reproducirlos.

Mi delirio son los paisajes. Lugares que son únicos ya que cada día hay algo que cambia en ellos y, a largo plazo, pueden incluso desaparecer.

Retratar el melódico vuelo de una mariposa adornando de colores el viento, enfocar las flores cuyos pétalos conquistan, con su olor, a personas y lugares.

Mientras existan cámaras, podremos maravillar al mundo con esas humildes imágenes que, aun siendo sencillas, pueden llegar a ser espectaculares.


"Solo se fotografía bien aquello que se ama y aquello que se odia."

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Si tu dices que con mi comentario aqui tu blog estará mas bonito ,... creo que no podía negarme a escribirte aunque fuera un saludo....


Muchos besos apañao'

XiViRiFlÁuTiC dijo...

Brillante entrada!

Anónimo dijo...

simplemente PRECIOSO!

malva dijo...

Mientras existan cámaras seguiremos empeñados en atrapar la felicidad y la belleza en 10x15. Pero yo creo que merece la pena intentarlo =)